Dos cuentos de pequeños científicos para leer antes de mimir

La niña con los ojos en las estrellas

Ella siempre fijaba la mirada en el cielo, porque la hacía sentir parte de algo más grande. Si le preguntan cuándo nació su fascinación por el espacio, ella responde que no recuerda un momento de su vida en el que NO haya sabido que quería ser astronauta. Ella quería ser astronauta y siempre lo supo.         

A los 5 años, le bastaba con mirar las estrellas, sentir el pasto en su espalda, el silencio de la noche y en segundos, ya podía viajar por el cielo. A los 12 años, junto a sus pósters de estrellas de la música y del cine, también había pósters de las estrellas del cielo, llenas de colores y posibilidades. A los 18 años entró a estudiar física. Hoy, a los 42 años, además de física, es astronauta, surfista y recorre su país en motocicleta.

Ella es Christina Koch, y en febrero de 2020 se convirtió en la mujer en realizar el vuelo espacial más largo de la Historia de la Humanidad. Un total de 328 días en la Estación Espacial Internacional, 328 días viviendo en microgravedad, completó 5248 vueltas observando la Tierra desde afuera. Christina, la niña que una vez soñaba con los ojos abiertos, hoy dice: «sigue tus pasiones, vive la vida que has imaginado y haz lo que te da miedo».

Christina Koch: la mujer astronauta que más tiempo ha permanecido en el  espacio - NIUS

La astronauta, la estrella, la rockstar.

Carla Montecinos.