El lado C del coronavirus

¿Por qué la desinformación es tan contagiosa -y peligrosa- en Chile?

Lo más palpable de la pandemia por el virus SARS-CoV-2, lo que podríamos llamar su «lado A», es el evidente remezón a la salud de la población a nivel mundial que ha provocado desde su origen en diciembre de 2019. 

El «lado B», ha sido el impacto sobre nuestras costumbres y comportamiento en sociedad, un verdadero terremoto sociocultural a nuestros hábitos de higiene y a ese dilema interno -muy millenial por cierto- entre ser un animal antisocial (como sus amados gatos) o uno extrovertido y afectivamente hiperdependiente (como los perros). 

Algunos esperan con ansias que se declare obligatorio el distanciamiento social y la cuarentena como medidas de prevención, para auto aislarse por gusto.

Otros, están por entrar en colapso por no saber cómo mantendrán su estatus de influencers cuando no puedan postear 15 historias seguidas del concierto o carrete al que asistieron.

Pero hay otra cara que ha tenido menos protagonismo, y no por ello es menos importante, es al que denominaremos “lado C” por conocimiento y cultura científica.

La reacción de la población chilena ante el inminente arribo del virus a Chile dejó en evidencia lo deficiente que es la educación básica sobre ciencia en nuestro país y lo susceptibles que somos a la propagación de rumores sobre temas que desconocemos. 

Desde principios de marzo, cuando se confirmó el primer caso fue necesario salir a desmentir creencias populares como que la luz solar era capaz de eliminar el virus, o que el tratamiento con antibióticos era efectivo. Nociones tan absurdas como el rechazo generalizado a la población china llegaron a nuestro país desde Estados Unidos y Europa [2], y comenzaron a propagarse, tan “virales” como las cadenas de whatsapp [3] (Fig. 1).

Figura 1.- Titular de la sección Nacional (cuerpo C) de la edición de El Mercurio el miércoles 4 de marzo de 2020 [3].

Se recibían con humor esas noticias –falsas, por cierto– de que en Estados Unidos habían dejado de tomar cerveza Corona por temor al contagio por el coronavirus [4], pero es una realidad que en nuestro país el consumo de comida china disminuyó un 30% desde las primeras noticias de contagio [5]. 

La mayor controversia ha sido, sin duda, la relativa al uso de mascarillas. A partir de la alerta sanitaria declarada por el gobierno el 8 de febrero [6], la compra de mascarillas se disparó y en un par de días ya estaban agotadas en las farmacias [7]. Por supuesto, nunca falta ese ingenio criollo característico que se las arregla para crear oportunidades de negocio a partir de cualquier situación adversa, y así surgió el comercio ambulante de mascarillas, el mercado negro digital [8] y la inflación de precios por especulación y falta de oferta (algunos también culpan al capitalismo).

Fue necesario -nuevamente- hacer un llamado a la calma y recurrir a la opinión experta para explicar que el uso de mascarillas en personas asintomáticas no es recomendado, además de solicitar encarecidamente a que la gente sana no contribuya al desabastecimiento.

Otras aclaraciones necesarias han sido desmentir que la alta temperatura o la luz solar “matan” al virus, que las gárgaras de agua con sal lo eliminan de la boca, o que la vitamina C previene el contagio porque refuerza el sistema inmune.

¿Por qué la desinformación, en términos de ciencia y salud, es tan contagiosa en Chile?

Comencemos con las cifras concretas de que un 70% de los chilenos y chilenas no sabe detectar una fake news o no sabe distinguir entre una noticia verdadera y una falsa, de hecho un 10% desconoce el término “fake news, y un 42% simplemente no cuestiona lo que lee en internet [9]. Acorde a los resultados de la Primera Encuesta Nacional de Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología en Chile (2016) [10], cerca de un 77% de los encuestados reconoce estar “poco informado” o “nada informado” respecto a temas de ciencia (Fig. 2), posicionando el tema como uno de los más desconocidos dentro de una serie que incluye deportes, tecnología y artes escénicas.

Figura 2.- Resultados a la Pregunta 6 de la Primera Encuesta Nacional de Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología en Chile (2016) elaborada por Conicyt [10].

Para combatir esa desinformación se pueden tomar varias acciones domésticas, desde buscar programas de televisión sobre ciencia y tecnología, ya sea en la señal abierta o en el cable, o bien recurrir a la radio en donde varias emisoras han incorporado secciones de ciencia en su programación. Lo más usual es buscar información en internet, y así lo demuestra la Segunda Encuesta Nacional de Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología en chile (2019) [11], que revela un aumento de esta acción en particular con respecto a los resultados de la primera encuesta (Fig. 3).

Si bien es la opción preferida, no es la más recomendada ya que gran parte de la información “científica” en internet no es del todo verídica o confiable, ni tampoco fundamentada en evidencia comprobable.

Figura 3.- Resultados a la Pregunta 4 de la Segunda Encuesta Nacional de Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología en Chile (2019) elaborada por Conicyt [11].

Si a la incapacidad de la población chilena de detectar noticias falsas le sumamos que la educación en ciencias naturales a nivel escolar es insuficiente, como lo reconoció más del 50% de los encuestados (Fig. 4), tendríamos que habernos anticipado al escenario social actual ante la llegada del SARS-CoV-2019 a nuestro país.

Figura 4.- Resultados a la Pregunta 26 de la Primera Encuesta Nacional de Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología en Chile (2016) elaborada por Conicyt [10].

Si bien esta emergencia sanitaria dejó en evidencia un enorme vacío educacional en cuanto a ciencias naturales, también permitió impartir conocimientos útiles de manera didáctica con la seguridad de que las personas están interesadas en aprenderlos.

Por ejemplo, videos que demuestran la efectividad del uso de jabón para lavarse las manos ya que “deshace” la cubierta proteo-lipídica del virus [12] (Fig. 5) y pequeñas lecciones de virología para explicar la morfología del patógeno y la naturaleza de su material genético (una hebra de ARN) [13]. 

Incluso un capítulo sobre vocabulario técnico para saber distinguir que SARS-CoV-2 es el nombre del virus, que es un tipo de coronavirus de la misma familia que causa el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS), pero que no es El coronavirus (sabemos que el título de la columna es errado, la idea es que el mensaje sea entendido por todos y todas). Y que la enfermedad que causa este virus es la COVID-19, así como el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) es el agente causante de la enfermedad del SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida).

Figura 5.- Infografía publicada en diario El Periódico de España sobre el mecanismo de acción del jabón sobre el coronavirus SARS-CoV-2 [12].

Errores comunicacionales

Lamentablemente, a la deficiente base científica de la población se suma la inoperancia institucional y en particular de nuestro máximo representante en materia de salud, el ministro Jaime Mañalich que, como parte de sus “recomendaciones”, luego de declarar fase 3 hizo un llamado a usar mascarillas en el transporte público: “Nos parece prudente recomendar a la ciudadanía que va a enfrentar situaciones de hacinamiento, como en el Metro, que haga uso de mascarilla durante el viaje” [14].

Esta medida fue, no sólo rebatida por la comunidad científica y médica chilena, sino que además va en contra de todos los consejos de entidades internacionales de salud como la Organización Mundial de la Salud (OMS) [15], que se basan en evidencia científica.

Por otro lado, la pasividad mediática y ausencia de autoridad por parte del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, también han contribuido a perpetuar la desinformación generalizada.

Algunas de las interrogantes que han surgido en estas últimas semanas fueron parte de las encuestas aplicadas por el extinto Conicyt en 2015-2016 y 2018-2019, y por la National Science Foundation de Estados Unidos para sus “Indicadores 2018 de Ciencia e Ingeniería” [16]. Este último sondeo consiste en 10 preguntas y permite comparar el nivel de conocimiento general de la población del país con otros 11 países en donde también se aplicó la encuesta.

Como Chile Científico hicimos una traducción de estas 10 preguntas y los invitamos a responderlas, sin hacer trampa, y de manera anónima, para poder ubicar a nuestro país en este listado y contribuir a generar estrategias para informar al público no especializado sobre temáticas relevantes como la salud pública.

¡Muchas gracias por participar!

[1] https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-51729957

[2] https://time.com/5797836/coronavirus-racism-stereotypes-attacks/

[3] https://digital.elmercurio.com/2020/03/04/C/773BOVUJ

[4] https://www.barrons.com/articles/americans-say-they-wont-drink-corona-because-of-coronavirus-but-sales-are-up-5-51583610529

[5] https://www.24horas.cl/coronavirus/como-enfrentan-los-chilenos-al-coronavirus-30-ha-dejado-la-comida-china-y-77-usa-alcohol-gel–4021695

[6] https://www.latercera.com/nacional/noticia/minsal-detalla-alerta-sanitaria-coronavirus-se-podran-suspender-las-clases-cancelar-eventos-masivos-prohibir-ingreso-chile-sospechosos/1004873/

[7] https://www.latercera.com/nacional/noticia/coronavirus-farmacias-del-pais-presentan-quiebre-stock-mascarillas/1005754/

[8] https://www.df.cl/noticias/empresas/consumo/coronavirus-desata-mercado-paralelo-de-mascarillas-y-alcohol-gel/2020-03-04/170957.html

[9] https://www.biobiochile.cl/noticias/ciencia-y-tecnologia/internet/2020/02/04/70-de-los-chilenos-no-sabe-detectar-una-fake-news-y-42-no-cuestiona-lo-que-lee-en-internet.shtml

[10] https://www.conicyt.cl/blog/2016/07/25/conicyt-presenta-resultados-de-la-encuesta-nacional-de-percepcion-social-de-la-ciencia-y-la-tecnologia-en-chile/

[11] https://www.elmostrador.cl/dia/2019/10/01/encuesta-conicyt-revela-aumento-del-interes-por-la-ciencia-pero-el-80-afirma-no-conocer-ningun-centro-de-investigacion/

[12] https://www.elperiodico.com/es/sociedad/20200309/coronavirus-por-que-es-tan-importante-lavarse-las-manos-7881370

[13] https://elpais.com/ciencia/2020-03-04/cientificos-chinos-desvelan-la-puerta-de-entrada-del-coronavirus-a-las-celulas-humanas.html

[14] https://www.t13.cl/noticia/nacional/Fase-3-de-coronavirus-Ministro-de-Salud-hizo-llamado-a-usar-mascarillas-para-viajes-en-el-Metro

[15] https://www.paho.org/hq/index.php?option=com_content&view=article&id=15744:face-masks-during-outbreaks-who-when-where-and-how-to-use-them&Itemid=1926&lang=es

<[16] https://www.iflscience.com/editors-blog/each-year-the-government-asks-10-simple-questions-to-test-the-publics-knowledge-of-science-can-you-correctly-answer-them-all-0/all/

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -

LO MÁS NUEVO

Especies sociales: ¿Cómo sobrellevamos el aislamiento?

Las consecuencias para la salud física que puede traer el SARS-CoV-2 han sido ampliamente difundidas, pero, es necesario que también pongamos atención...

Participa en estudio Latinoamericano sobre Covid-19

Un grupo de investigadores en Ciencias Sociales (Social Policy Oxford, UK) están realizando un estudio comparativo sobre las expectativas y confianza en...

La huella genética del Coronavirus

Nexstrain es un proyecto de código abierto que sigue la evolución de patógenos en el mundo. Su última obsesión, era que no,...

LO MÁS COMENTADO

Tras la huella genética del primer perro chileno

Por primera vez evidencia científica respalda la discusión de la primera raza 100% chilena, el Terrier Chileno, llamado popularmente perro ratonero o el perro...

La falacia de la ciencia entretenida

Entre las muchas fórmulas descritas para acercar la ciencia al público en general, una de las cosas que siempre se dice es la necesidad...

Terapias “alternativas” y charlatanerías varias

Creo que todos estamos de acuerdo en que la ciencia tradicional no tiene las respuestas para todo. Esto corre tanto para preguntas a cuestiones...

Las bacterias del cielo

Durante el invierno, las temperaturas descienden, los días grises son más frecuentes y las nubes se vuelven las protagonistas de este periodo. Ahora, ¿qué...