Coronavirus: prevenir no es exageración, la cuarentena puede salvar millones de vidas

Este artículo corresponde a la traducción Coronavirus control measures aren’t pointless – just slowing down the pandemic could save millions of lives realizada por el equipo de ChileCientífico de una pieza de divulgación que consideramos crucial para contribuir al cuidado personal y la salud pública ante el brote de COVID-19 en el país. El original es de Matthew McQueen, director del Programa de Salud Pública y Profesor Asociado de Fisiología Integrativa, Universidad de Colorado Boulder. Click aquí para ver el texto original.

Entre el 20% y 60% de los adultos en todo lo largo y ancho del mundo podría infectarse con el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, el virus que causa la enfermedad COVID-19. Ese es el estimado realizado por epidemiólogos expertos en dinámica de enfermedades comunicables. Incluso, en el mejor escenario posible, esos números significan que cerca de 40.000.000 de adultos serán infectados, sólo en los Estados Unidos.

Hay quienes pueden ser invadidos por una sensación fatalista cuando se les presentan estas estadísticas. No hay vacunas y no hay tratamientos específicos para la gente que se enferma. ¿Cuál es el punto en luchar contra algo que está destinado a ocurrir sin importar lo que hagas? ¿Por qué simplemente no dejar que la epidemia siga su curso natural?  

El hecho es que encargados de salud púbica y personal médico han estado promoviendo esfuerzos rápidos y decisivos para reducir la transmisión de SARS-CoV-2, lo más eficiente y rápidamente posible.

La meta es “aplanar la curva”. Más que dejar que el virus abruptamente invada a la población y se acabe tan rápido como llegó, el objetivo es lograr dispersar todos esos infectados en el período más amplio posible.

Sí, potencialmente eso significa prolongar la epidemia en el tiempo. Pero al hacer eso, las agencias de salud pública y la infraestructura de salud ganan valioso espacio para poder responder a la crisis.

En la abrupta alza de la curva epidémica, especialmente cuando la capacidad de hacer test está en déficit, hay una tremenda carga sobre los trabajadores de la salud – muchos de los cuales serán contagiados y se verán forzados a auto aislarse, de manera que no podrán dar cuidado a los pacientes que lo necesiten. Al mismo tiempo, hay una inmensa presión puesta en los centros de salud donde la demanda de cuidados a los pacientes puede sobrepasar la capacidad de los centros de salud – el número de camas de hospital, tubos ventiladores y más – por un período importante de tiempo.

Resultado de imagen de aplanar la curva

Efectivamente, incluso si toda la población del planeta se enferma con COVID-19 hay beneficios reales en asegurarse de que esto no suceda abruptamente en las próximas semanas.

Medidas concretas

Entonces, ¿cómo puede la gente “aplanar la curva” mediante la reducción de la transmisión del coronavirus? En este momento, en muchos países del mundo los miembros de la comunidad ya están esparciendo la COVID-19 de manera local, y el mundo ha entrado a una fase de mitigación para complementar los esfuerzos de contener su transmisión.

Como resultado, lo que nos queda es una vieja pero efectiva estrategia: distanciamiento social. Significa evitar el contacto directo en espacios públicos, evitando conglomeraciones y manteniendo espacio – aproximadamente de 2 metros – entre uno mismo y los otros, cuando sea posible.

El distanciamiento social requiere cambios en cómo la gente trabaja, vive e interactúa con los otros. Puede significar que se cancelen o evitan grandes eventos, limitando viajes no esenciales y recalendarizando conferencias.

Resultado de imagen de sheldon penny sit
La distancia mínima recomendada.

Las clases tradicionales tendrán que realizarse en línea – algo que ya sucede en enseñanza superior – pero que resulta más difícil de realizar durante la enseñanza básica y media.

Para ser claros, el distanciamiento social va de la mano con un importante coste económico ya que eso significa que la gente no va a estar involucrada en las labores que mueven la economía, como podrían haberlo estado hace un par de meses atrás. Como resultado, representantes de salud pública y del gobierno se encuentran en la disyuntiva de balancear el intento de “aplanar la curva” con el deseo de minimizar los impactos en la economía.

A medida que la pandemia del COVID-19 se desarrolla, los expertos en salud pública a lo largo y ancho del mundo están recolectando datos y comunicando información lo más rápidamente posible en un intento de dar a los trabajadores del área, laboratorios de investigación, agencias de salud pública y legisladores, el conocimiento que necesitan para responder a esta nueva amenaza. Por el momento, una de las acciones más importantes que los individuos pueden hacer por el bienestar colectivo es escuchar a los expertos y seguir sus consejos.

Resultado de imagen de Tedros Adhanom
Tedros Adhanom

Tedros Adhanom, el director general de la Organización Mundial de la Salud, recientemente comentó que “necesitamos recordar que, con acción efectiva y temprana, podemos enlentecer el virus y prevenir infecciones”. No vamos a acabar con la COVID-19. Pero al no quedarnos de brazos cruzados y esperar que siga su curso natural, nosotros mismos podemos ayudar a manejar la crisis, previniendo que COVID-19 sature la capacidad de respuesta de los sistemas de salud pública.

Agradecimientos: Traducción Carla Montecinos.

Edición Paz Santander.

2 Comentarios

  1. si..me.agrada.el.tema.y. como se espcifica el.desarrollo de la llegada del coranavirus….y lo q posiblemente ocurra en su trayextoria

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -

LO MÁS NUEVO

Especies sociales: ¿Cómo sobrellevamos el aislamiento?

Las consecuencias para la salud física que puede traer el SARS-CoV-2 han sido ampliamente difundidas, pero, es necesario que también pongamos atención...

Participa en estudio Latinoamericano sobre Covid-19

Un grupo de investigadores en Ciencias Sociales (Social Policy Oxford, UK) están realizando un estudio comparativo sobre las expectativas y confianza en...

La huella genética del Coronavirus

Nexstrain es un proyecto de código abierto que sigue la evolución de patógenos en el mundo. Su última obsesión, era que no,...

LO MÁS COMENTADO

Tras la huella genética del primer perro chileno

Por primera vez evidencia científica respalda la discusión de la primera raza 100% chilena, el Terrier Chileno, llamado popularmente perro ratonero o el perro...

La falacia de la ciencia entretenida

Entre las muchas fórmulas descritas para acercar la ciencia al público en general, una de las cosas que siempre se dice es la necesidad...

Terapias “alternativas” y charlatanerías varias

Creo que todos estamos de acuerdo en que la ciencia tradicional no tiene las respuestas para todo. Esto corre tanto para preguntas a cuestiones...

Las bacterias del cielo

Durante el invierno, las temperaturas descienden, los días grises son más frecuentes y las nubes se vuelven las protagonistas de este periodo. Ahora, ¿qué...