Nueva política de equidad de género en CONICYT

El instrumento fue diseñado considerando las particularidades de la comunidad nacional de investigadores, pero también a los colaboradores de CONICYT. Con el objetivo de propiciar una mayor equidad de género en el sistema nacional de ciencia, tecnología e innovación a través de acciones que aborden las brechas, barreras e inequidades existentes, CONICYT dio a conocer su Política Institucional de Equidad de Género en Ciencia y Tecnología, para el período 2017-2025.

Esta iniciativa, que corresponde a una actualización del documento publicado en 2015 renueva el compromiso institucional con esta temática y tiene entre sus propósitos promover y potenciar la igualdad de género en el desarrollo de la actividad científica y tecnológica; visibilizar el desarrollo de la ciencia y la tecnología del país desde una perspectiva de igualdad de género; e instalar una cultura de equidad de género y diversidad en la gestión de recursos humanos y financieros de CONICYT.

Se trata de un instrumento diseñado considerando las particularidades de la comunidad nacional de investigadores, pero también a los funcionarios y colaboradores que trabajan en CONICYT. En él se recogen antecedentes conceptuales e institucionales, tanto a nivel nacional como internacional; el marco regulatorio y los elementos que justifican la puesta en marcha de una política institucional en este ámbito.

A través de este documento se reflexiona respecto a cómo una mayor presencia y participación de las mujeres en la investigación científica y tecnológica y, en general, una comunidad científica más diversa e inclusiva, podrían impactar en las oportunidades de crecimiento y desarrollo del país.

La política es una guía orientadora, basada en un diagnóstico liderado por CONICYT y desarrollado por la Mesa Interinstitucional de Género donde confluyen diferentes instituciones públicas y privadas. Establece la definición de tres ejes estratégicos y objetivos, que se esperan alcanzar a través de planes de acción anuales propios de la gestión institucional.

El documento, aprobado por el Consejo de CONICYT, fue generado a partir de un proceso participativo, en el que estuvieron representados los diferentes programas y departamentos de la institución. El liderazgo del proceso recayó en la Dirección Ejecutiva y el Departamento de Estudios y Gestión Estratégica, mientras el apoyo técnico lo otorgó la consultora externa en políticas públicas de género EquiPara.

CONICYT espera, de esta manera, contribuir al objetivo país de una mayor igualdad de género en la investigación, aunando esfuerzos con otros actores del sistema nacional de investigación e innovación a trabajar juntos en este desafío.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -

LO MÁS NUEVO

Los 4 tipos de vacunas que llevan la delantera

A 6 meses de la aparición del Sars-CoV-2 aún no se ha logrado certificar una vacuna que detenga su contagio. Y es...

De publicar o morir, a publicar para compartir

El impacto de la crisis sanitaria del Sars-CoV-2 en la divulgación científica. Todos los días escuchamos hablar sobre “la...

El coronavirus sí sabe de diferencias

 Diez datos para el debate. Por Camila Mella Toda crisis sanitaria debería ser, por definición, una...

LO MÁS COMENTADO

Tras la huella genética del primer perro chileno

Por primera vez evidencia científica respalda la discusión de la primera raza 100% chilena, el Terrier Chileno, llamado popularmente perro ratonero o el perro...

La falacia de la ciencia entretenida

Entre las muchas fórmulas descritas para acercar la ciencia al público en general, una de las cosas que siempre se dice es la necesidad...

Terapias “alternativas” y charlatanerías varias

Creo que todos estamos de acuerdo en que la ciencia tradicional no tiene las respuestas para todo. Esto corre tanto para preguntas a cuestiones...

Las bacterias del cielo

Durante el invierno, las temperaturas descienden, los días grises son más frecuentes y las nubes se vuelven las protagonistas de este periodo. Ahora, ¿qué...