Carlos Ruz

Durante el mes de junio una parte importante del país se paralizó ante el deporte rey, debido a tres eventos relevantes en que participan representantes del balompié nacional.

Por una parte, lo hace la selección sub 23 en el Torneo Maurice Revello (ex Esperanzas de Toulon) en Francia, en el que alguna vez Chile obtuviera el primer lugar por ahí en el año 2009. En paralelo, la roja adulta femenina participa por primera vez en su historia en la Copa Mundial Femenina de Fútbol Francia 2019, instancia que logra luego de alcanzar el segundo lugar en la Copa América Femenina 2018, y que le otorgó además la oportunidad para el repechaje de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. La roja adulta masculina, por su parte, lo hace en la Copa América 2019, en Brasil, donde busca revalidar los títulos logrados en los años 2015 y 2016.

Lo anteriormente descrito es lo que sucede en las noticias, en la cancha, en lo que día a día las personas conocen y reconocen como acciones asociadas al deporte, es decir, la cotidianidad de la expresión futbolística.  Sin embargo, existe en este deporte, como también en otros, un trabajo de investigación y desarrollo permanente, que lleva a la generación de nuevos recursos, tecnología y métricas, que buscan enriquecer el análisis, antes, durante y al finalizar el proceso del juego deportivo; el uso de datos.

Los factores con los que puede analizarse el desarrollo de un encuentro deportivo con el uso de datos son variados, y van desde las características del estadio, tipo de cancha, conformación de jugadores, edades de participantes, tipo de entrenador, historia pasada, entre otros elementos. Lo anterior, constituye un conjunto de atributos que aportan a la generación y combinación estadística, generando así aspectos iniciales para el análisis de los partidos, triunfos, derrotas y empates a través de la ciencia de datos y el big data.

Con la entrada del VAR (en su sigla en inglés, Video Assistant Referee), el uso de los datos empezó formalmente a jugar un rol importante en la toma de decisiones del cuerpo de arbitrajes. Este nuevo e innovativo proceso otorga más transparencia, equidad e igualdad en los encuentros, reduciendo el factor humano en la toma de decisiones.

De esta forma, el futbol entra en el espacio que poseen otras disciplinas, donde el uso de tecnología y métricas añaden un factor de rigurosidad al tratamiento deportivo del juego.

En años recientes, diversas ligas, equipos y entrenadores alrededor del mundo, iniciaron el uso de datos en los entrenamientos y toma de decisiones en el campo deportivo. Un caso interesante, es el del ex entrenador del equipo del fútbol inglés Arsenal, Arsene Wenger, el que pagó dos millones de libras esterlinas para comprar la empresa StatDNA, dedicada a la generación de modelos estadísticos para la captación de talento futbolístico. 

En ese sentido, hay un amplio conjunto de elementos que pueden registrarse con dispositivos electrónicos (basta con un monitor de pulsaciones, acelerómetros y sistema GPS) que permiten generar datos, tales como:

  • Patrones básicos de jugadores
  • Modelos estadísticos asociados a remates y goles
  • Análisis táctico a nivel individual y global
  • Simulaciones

Los datos y la matemática juegan un rol de importancia mediante análisis estocástico, grafos y redes, permitiendo la generación de visualizaciones muy pertinentes de los jugadores en el campo. Prueba de ello, es lo que realiza la Federación Alemana de Fútbol con sus selecciones;

Análisis desarrollado con software elaborado por compañía SAP, para la dirigencia de la Federación Alemana de Fútbol. Fuente: obtenido de https://blogs.wsj.com/cio/2014/07/10/germanys-12th-man-at-the-world-cup-big-data/

En esa misma línea, existen además sitios de internet donde se almacena datos e información que guardan relación a métricas ocurridas en diferentes eventos futbolísticos, permitiendo más tarde trabajar con esos datos y extraer información analítica de variados torneos, incluyendo copas mundiales, copas américas, eurocopas, ligas nacionales, entre otras. Algunos de estos repositorios recomendados para revisar son: Football.db y FotballData.

Es relevante en ese punto destacar el caso de Dato Fútbol, un proyecto que utiliza el lenguaje de programación R (uno de los más usados en investigación científica y estadística), a través de la librería blogdown, en la generación de sitios web estáticos en conjunto con aplicaciones interactivas creadas en Shiny, el que también pertenece a este lenguaje de programación. Comparte, además, abiertamente los datos y códigos utilizados en Github, una plataforma de desarrollo colaborativo y de acceso libre a las personas.

El fútbol como deporte, es más que 22 personas corriendo tras una pelota, son vectores, grafos, datos abiertos, física, matemática y estadística. Entender las dinámicas que suceden al ver un partido, no solo permitirá comprender de mejor forma lo que sucede en el campo, sino profundizar en la riqueza científica y metodológica que está detrás de un deporte que apasiona y mueve a millones de personas en todo el planeta.

Referencias:

1.- https://es.wikipedia.org/wiki/Torneo_Maurice_Revello

2.- https://es.wikipedia.org/wiki/Copa_Mundial_Femenina_de_F%C3%BAtbol_de_2019

3.- https://es.wikipedia.org/wiki/Selecci%C3%B3n_femenina_de_f%C3%BAtbol_de_Chile

4.- https://www.theguardian.com/football/2014/oct/17/arsenal-place-trust-arsene-wenger-army-statdna-data-analysts

5.- https://blogs.wsj.com/cio/2014/07/10/germanys-12th-man-at-the-world-cup-big-data/

6.- https://levelupcoachapp.com/wp-content/uploads/2019/01/BIG-DATA-aplicado-al-f%C3%BAtbol.-Miguel-%C3%81ngel-Sabio.pdf

Comenta con Facebook
Carlos Ruz
Profesor de Matemática e Incipiente Investigador en Educación. Director de I+D de Fundación Maule Scholar. Coordinador del Laboratorio de Datos Chile. Escríbenos a contacto@chilecientífico.com