Lucas Martinez

Los partidos de la selección chilena en los años 90 eran una insufrible mezcla de optimismo, desazón y cálculo. Sobretodo cálculo. Gracias a ese estado permanente de incertidumbre, muchos niños en esa época desarrollaron una extraordinaria capacidad para proyectar escenarios, generar cruces estadísticos y crear funciones matemáticas:

“Chile clasifica al mundial si, y sólo si, Bolivia empata con Ecuador, Paraguay pierde con Perú, Argentina y Venezuela no empatan, y Chile gana por 3 goles o más a Uruguay… en Uruguay”.

Ese tipo de conversaciones se daba en los recreos entre estudiantes que con suerte sabían multiplicar, generando en conjunto sofisticados algoritmos para llegar a un resultado deseable: ver a Chile en un Mundial.

Como éste hay muchos ejemplos de aprendizajes que adquirimos jugando o mirando fútbol mucho antes que nos los enseñaran en clases de matemáticas, física, geografía, o lenguaje. Como son tantos, tuvimos que dejar algunos en la banca. Aquí van los 11 elegidos:

Créditos imagen 1: solofutbol.cl

1- Que la abertura formada por la intersección de dos rectas (donde las arañas tejen su nido, el teléfono pierde señal y el Coto Sierra tiraba los tiros libres) se llama ángulo.

2- Que el sonido viaja más lento que la luz. Lo experimentamos cada vez que el grito de gol del otro lado del estadio llegaba más tarde que la imagen de la hinchada rival celebrando.

Crédito imagen 4: AS Chile.

3- Que en Talcahuano se produce acero, que en La Serena se da muy bien la papaya, que el río Loa pasa por Calama y que en Coquimbo alguna vez hubo piratas.

Registro Iván Zamorano en Inter de Milan. Crédito fotográfico hdimg.icu

4- Que lo que hoy es Paraguay antes era tierra de Guaraníes y Uruguay de Charrúas. Tuvieron que pasar varios años para enterarnos que en Chile habitaron Changos, Chonos y Yaganes.

5- Que a mayor altura hay menor presión atmosférica y menos oxígeno. Por eso la pelota es “más liviana” en Calama, los jugadores se cansan más rápido en Quito y Lionel Messi juega mal en La Paz.

6- Que 4+4+2, 3+5+2, 4+3+3 y 3+6+1 siempre da 11, porque no se puede jugar sin un arquero. Y que 1+8 es igual a 9, porque el ex capitán de nuestra selección, Iván Zamorano, así lo dijo.

7- Que ser chico, ‘guatón‘, ‘pelao‘ o tener ‘patas de palillo‘ no impide ser un buen deportista.

Créditos imagen 8: Getty Images

8- Que al pegarle a la pelota por el lado se desencadena un fenómeno físico en el que la rotación de dicho objeto genera diferencias de presión en el fluido por el que se desplaza, alterando así su trayectoria: el “Efecto Magnus”.

9- Que tibia y peroné son huesos, y que aductores e isquiotibiales son músculos. Todo gracias a las reiteradas fracturas, esguinces y pubalgias que padecían nuestros ídolos.

10- Que los países son ficciones arbitrarias, comúnmente impuestas a la fuerza y eliminadas por decretos. Por eso dejamos de ver a Checoslovaquia y Yugoslavia en los mundiales. No porque no clasificaran, sino porque ya no existían.

Registro fotográfico Carlos Caszely. Créditos imagen: @MERCADO_FUTBOOL

11- Que más que haciendo rimas o usando palabras difíciles, la mejor manera de hacer poesía es restándole lógica al lenguaje: “No tengo por qué estar de acuerdo con lo que pienso”, Carlos Caszely, ex delantero chileno.

Sin embargo, el fútbol no sólo nos ha entregado conocimientos y valores positivos. La trampa, el racismo, la violencia, la codicia y el machismo también son parte de su malla curricular.

El filósofo Albert Camus dijo: “Todo cuanto sé con mayor certeza sobre la moral y las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol“. Lamentablemente, Camus ya había muerto para 1986, cuando Maradona hizo un gol con la mano y cuatro minutos después se pasó a la mitad del equipo inglés para anotar el mejor gol de la historia de los mundiales, una clase magistral sobre la naturaleza humana, que nos dejó en claro que las personas no son buenas ni malas, sino todo lo contrario.

Y tú, ¿qué otras cosas aprendiste gracias al fútbol?

Comenta con Facebook
Lucas Martinez
Realizador audiovisual de la Escuela de Cine de Chile. Socio de Productora Eme, donde hacemos divulgación científica en formato audiovisual, y de La Liga Cooperativa de Fútbol.