Valentina Wyman

“Hay que hacer carrera”- “Trabajar para ganar experiencia”- “Te tienes que mantener vigente”- “La clave está en los contactos”, entre muchas otras, son frases clichés de uso universal que se utilizan en el ámbito laboral.

No discuto la certeza de las frases, pero creo que es interesante analizar las condiciones en que se hace carrera, se gana experiencia, se mantiene la vigencia y se hacen contactos en el mundo de las ciencias.

Trabajar en prestigiosos laboratorios con investigadores connotados es una experiencia que a muchos profesionales jóvenes les gustaría experimentar. Y sí, las puertas por lo general están abiertas para recibir a ciertos perfiles y colaborar en trabajos de investigación. Dicen que nadie trabaja gratis, y es cierto.

En muchos casos, hacer carrera y ganar experiencia en el ámbito de las ciencias no es gratis y tampoco es remunerado, sino que tienes que pagar por ellas.  Sí, suena extraño y absurdo que alguien pague para trabajar, pero cuando estás iniciando tu carrera, es decir, cuando no tienes carrera, muchos investigadores trabajan sin remuneración y costean sus gastos (locomoción, almuerzo) para participar en proyectos de investigación que “sumarán” puntos para el CV, experiencia y contactos para su futuro profesional.

La inserción de personal joven o mano de obra gratis es valorada en los laboratorios y muchas veces los supervisores están conscientes de que el investigador (por lo general pre-doctoral) debería recibir una remuneración.

Sin embargo, usualmente el presupuesto es escueto. Existen muchas técnicas para atenuar el cargo de conciencia, por ejemplo, tener conocimiento de que el joven profesional está cubriendo una “necesidad” para abrirse camino en su profesión o que “todos hemos pasado por lo mismo”. Podríamos decir que la relación tiene características del tipo simbiótica y, que entregar un ambiente acogedor y un clima laboral agradable siempre se agradece.

Si la línea de investigación no está desarrolla en el país, trabajar es un poco más costoso, porque tienes que viajar. En este caso, hay que “pitutear” en lo que sea para comprar los pasajes. El costo de hacer carrera en esos campos también lleva asociado el hecho de dejar familias y empezar una nueva vida en otro lugar.

Esta etapa en que no sabes si presentarte como investigador porque no tienes publicaciones, es como un valle de la muerte, porque muchas veces te cuestionas por qué si estudié más años y tengo un grado académico mayor pago por trabajar, si como ingeniero estaría ganando una cifra de 6 ceros o cercana a ella.

Cuando la crisis económica azota al país, es sabido que el primer presupuesto que se reduce es el destinado a la ciencia. En estos casos, lamentablemente, no sólo los jóvenes trabajan gratis, sino que también los investigadores con años de carrera. Un ejemplo de ello es la situación que se vive en España, donde según declaraciones de Elena Carretón, vocal de la Federación de Jóvenes Investigadores/Precarios, “La falta de dinero para investigar y la escasez de plazas obliga a muchos investigadores a trabajar gratis para poder competir por un puesto”[1].

La alta competitividad en el mundo científico dada por los indicadores, en muchos casos no permite exigir una remuneración justa, sino que muchas veces tener acceso a una oficina, equipamiento y un par de estudiantes es suficiente para mantener la vigencia y la competitividad para el futuro.

No discuto que estas experiencias, aunque puedan significar un costo monetario considerable, no sean una inversión invaluable para la creación de redes de contacto, aprender otro idioma, trabajar en equipos multiculturales, conocer otros países y formar un buen CV. Sin embargo, me parece que es un tema que no debería ser parte de la cultura científica.

Referencia:

[1] http://www.eldiario.es/sociedad/precariedad-trabajo_gratis-ciencia_0_642536661.html

Valentina Wyman
Magíster en Ciencias de la Ingeniería Quimica de la Universidad Técnica Federico Santa María, actualmente se desempeña como Occupational trainee en la Universidad de Queensland, Australia. Sus áreas de investigacion son la gestión y valorización de residuos agrícolas mediante la producción de biogas y enzimas. Es egresada de la primera generación de la academia ADA de Girls in Tech.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí