Cada año, la revista del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés) publica un decálogo con los avances científicos y tecnológicos que se están desarrollando en el mundo y a los cuales hay que ponerles atención.

En su versión del año 2017, el listado incluye sorprendentes avances que abarcan áreas como educación, trabajo, salud e informática, muchas veces con posibilidades y significados cruzados, que consecuencias multisectoriales.

Mientras algunas ya se despliegan en el mundo, otras lo van a hacer más pronto que tarde. “Pero hay que conocerlas ahora”, dice la revista.

Este es un resumen del listado.

1. El apasionante atlas celular. Tal como en la década de los 90 se comenzó a reconstruir el rompecabezas genético del ser humano, otro fascinante catálogo se está escribiendo en la actualidad. Uno formado por más de 37 billones de células del cuerpo humano que va a permitir una re-elaboración perfecta de la fisiología humana, permitiendo –entre otras cosas- acelerar el descubrimiento y las pruebas de nuevos fármacos.

En plena formación se encuentra un consorcio internacional de científicos provenientes de Estados Unidos, Reino Unido, Suecia, Israel, Holanda y Japón para asignar una firma molecular a cada célula y también conferir un código postal a cada tipo dentro del espacio tridimensional del cuerpo.

En cuánto tiempo más: cinco años

2. Nueva terapia génica. Mientras el mundo científico avanza en la cura de raras enfermedades hereditarias, también se avanza a la posibilidad de aplicar un enfoque similar a limitantes complejas como el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.

Las primeras terapias génicas están en proceso de aprobarse en Estados Unidos. En ellas se utiliza un virus modificado para entregar copias sanas de un gen a pacientes con versiones defectuosas.

Miles de enfermedades derivan de un único gen y el desarrollo de esta técnica médica facilita y amplía las posibilidades para seguir generando tratamientos curativos a otros males sanitarios complejos.

En cuánto tiempo más: cinco años

3. Fin a la parálisis. A través de implantes cerebrales se están logrando sorprendentes resultados en cuando a la evolución de las lesiones a la columna.

Se trata de complejas interfaces inalámbricas electrónicas cerebro-cuerpo que permiten saltarse los daños al sistema nervioso.

Además de tratar la parálisis, los científicos esperan emplear las llamadas prótesis neuronales para revertir la ceguera con chips colocados en el ojo y tal vez restaurar los recuerdos perdidos a manos del Alzhéimer

En cuánto tiempo más: diez a quince años

4. Células fotovoltaicas calientes.

Un nuevo dispositivo de energía solar facilita duplicar la eficiencia de las células solares convencionales, lo que permitiría dar un paso sustancial a una energía solar de bajo costo que sigue generándose mientras el sol no se ve.

Los paneles solares si bien se hacen cada vez más populares, al lado de este avance sólo pueden verse como grandes trozos de silicio, caros e ineficientes.

El nuevo invento convierte la luz solar en calor y después de nuevo en luz, pero concentrada en un espectro de células solares plenamente efectivas.

En cuánto tiempo más: diez a quince años

AcancesCientificos2222

5. La cara como fórmula de pago.

La tecnología del reconocimiento facial se hace cada vez más precisa, lo que facilita su uso en el ámbito de las transacciones financieras, en una tecnología que es vista por muchos como una solución segura y cómoda

En rigor, ya es bastante usada en otras aplicaciones cotidianas como identificación para entrada a lugares de trabajo.

El sistema se basa en software que rastrea más de ochenta ángulos del rostro, lo que se potencia con el desarrollo que ha tenido la informática en el reconocimiento y archivo de rostros humanos.

Por ello, el reconocimiento facial podría transformar todo tipo de sectores, desde la labor policial hasta la forma en la que la gente interactúa con bancos, tiendas y servicios de transporte.

En cuánto tiempo más: ya se está utilizando.

6. Computadores cuánticos funcionales.

Destinados a revolucionar industrias como la farmacéutica, la química y la de ciberseguridad, el desarrollo tecnológico de este tipo de computadores los hace ser exponencialmente rápidos en la ejecución de programas de inteligencia artificial, lidiando con simulaciones complejas y problemas de planificación. Hasta podrían crear una encriptación irrompible.

De formar parte de bonitos proyectos en papel, comenzaron a recibir mayor financiamiento de empresas claramente interesadas en su evolución como Google, IBM, Intel y Microsoft, entre otras. Las miradas se centran en las grandes posibilidades de la microelectrónica, los circuitos complejos y el software de control.

En cuánto tiempo más: entre cuatro a cinco años

7. La experiencia humana en las máquinas.

A través del “aprendizaje reforzado” se está tratando de sumar a la lógica de la inteligencia artificial (IA) un mecanismo de “archivo de experiencias” parecido al del ser humano, sin que hayan instrucciones explícitas, lo que permite que el fenómeno de la automatización logre un avance más rápido que el actual.

Se requiere que en casos como el manejo automático de autos o máquinas, por ejemplo, los computadores alberguen una manera de situarse en circunstancias no consideradas y sepan tomar decisiones lógicas y acertadas, perfeccionando sus capacidades mediante la experiencia.

En cuánto tiempo más: uno a dos años

8. El ejército botnet de las cosas.

Mientras hay una suerte de obsesión por IoT, lógica en la que todo es conectable a internet, se gestan de manera paralela peligrosos efectos secundarios para la ciberseguridad. ¿Qué pasa si una conexión manipulada o hackeada se encarga de controlar todo en una casa, por ejemplo?

Así surgen los botnets o redes de aparatos infectados con conexión a internet. La gran dinámica malware o infecciosa que se ha desarrollado en el planeta y que deja fuera de servicio a miles de sitios web, puede también abarcar ahora también una serie de aparatos conectados vía Iot y que, incluso, pueden estar abandonados por sus usuarios.

Cámaras web, grabadoras de vídeo y otros dispositivos pueden ser fáciles vehículos de hackers.

Los botnets son el paraíso para una globalización de este tipo de acciones. La situación sobre esto es clara: los botnets se volverán más grandes y potentes sólo porque el número de dispositivos vulnerables aumentará de forma masiva durante los próximos años.

En cuánto tiempo más: ya

9. Una selfie de 360º.

Se acerca un nuevo estándar para todo tipo de contenidos, los que perfectamente pueden abarcar desde las fotos familiares de las vacaciones hasta un intenso tratamiento noticioso.

Se trata de importantes avances en óptica y sensores que permiten fabricar cámaras esféricas a precios accesibles. Hasta hace poco, sólo existían dos opciones para capturar así el entorno: utilizar un equipo de múltiples cámaras a diferentes ángulos con campos visuales que se solapen o pagar como mínimo los US$10.000 en sofisticados equipos. Claramente eso está cambiando.

En cuánto tiempo más: ya

10. Camiones sin camioneros.

La tecnología podría ayudar a los camioneros a hacer sus rutas de forma más eficiente, pero también podría erosionar sus ingresos y destruir por completo sus opciones laborales.

Son muchas actividades en que el factor seguridad hace más eficiente el uso de vehículos manejados a distancia. En Codelco, por ejemplo, durante varios años se practica esto en el manejo de los camiones gigantes de Chuquicamata. ¿Es posible que los camiones autónomos se desplieguen masivamente? Las implicancias laborales ya están siendo abordadas en varios países de Europa.

** Encuentra los detalles de estos avances en la nota original del sitio TechnologyReview.es

Comenta con Facebook