El último censo de este crustáceo se realizó hace más de dieciocho años. Se espera que la siguiente recolección de datos se efectúe entre el norte de la península Antártica y el arco de Scotia.

 En los laboratorios antárticos “Embajador Jorge Berguño Barnes”, del Instituto Antártico Chileno (INACH), se reunieron un grupo de expertos nacionales e internacionales del Comité Científico de la Convención para la Conservación de Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCAMLR, sigla de la organización en inglés).

Para el Dr. Keith Reid, manager científico de la secretaría de CCAMLR, esta reunión en Punta Arenas fue muy fructífera y exitosa. “Vimos, entre otras cosas, cómo usamos los datos extraídos desde las embarcaciones y de esa manera tratar de estimar cuánto kril se encuentra en el área”, comentó Reid. Aunque esta tarea de recolección de datos puede sonar como algo simple, la realidad es distinta por los altos costos de efectuar investigación a bordo de embarcaciones en la Antártica.

Los científicos, junto con analizar la información disponible para manejar la pesquería, también buscan determinar las consecuencias de la pesca de kril en el ecosistema, esfuerzo en el que la misma pesca es una actividad de gran apoyo para la investigación, porque facilita el acceso a las amplias zonas que son objeto de estudio.

Importancia del kril en el ecosistema

El kril es una pieza clave en el ecosistema austral, un engranaje esencial de la red de alimentación de muchos otros animales. De ahí la relevancia de conocer su estado, el tamaño de sus poblaciones, su ubicación y los posibles impactos en el resto del ecosistema.

El último censo de kril se hizo en el año 2000 y en la actualidad se cuenta con estudios que revelan, por ejemplo, los movimientos del kril, pero en pequeñas escalas.

“Dieciocho años es bastante para un censo, pero hay que ser realistas y no podemos efectuar una actividad tan grande cada dos años. El próximo gran censo de este crustáceo está contemplado para el próximo año y parte de sus implicancias fueron discutidos esta semana en Punta Arenas”, agrega el representante de CCAMLR. La forma de efectuar el último censo no ha cambiado mucho a pesar del tiempo transcurrido.

En CCAMLR hacen ciencia, explica Reid, para que se tomen buenas decisiones y que uno de sus desafíos es que los tomadores de decisiones políticas actúen con el apoyo de estudios basados en evidencias.

El investigador aclara enfáticamente que “hacemos ciencia, somos investigadores, necesitamos hacer que la gente común entienda la ciencia lo más claro posible y CCAMLR tiene un rol importante en la toma de decisiones”.

Destacada presencia de Chile en CCAMLR

El investigador de la INACH César Cárdenas.

Nuestro país participa desde hace muchos años en CCAMLR o CCRVMA, como también se la conoce en el ámbito hispanoparlante, con un rol muy activo.

El doctor César Cárdenas, investigador del INACH y representante de Chile en el Comité Científico de la Convención para la Conservación de Recursos Vivos Marinos Antárticos, acotó que “tener la reunión acá en Punta Arenas, es una excelente oportunidad, no sólo por contar con expertos mundiales en el tema, sino que nos da, además, la oportunidad de que los científicos chilenos puedan participar e interactuar con sus pares y así involucrarse en el trabajo que hace CCAMLR”.

En la reunión participaron expertos del Reino Unido, Australia, Corea del Sur, China, Japón, Noruega y Chile. La participación chilena incluyó representantes de la Universidad de los Lagos, P. Universidad Católica de Valparaíso y el INACH.

El científico nacional se refirió al próximo censo de kril comentando que esta actividad será organizada y liderada por Noruega y que una de las zonas de estudio es la península Antártica, donde Chile tiene una actividad importante y donde los efectos del cambio climático se han marcado de manera significativa, a lo que se suman las actividades de pesca de kril que se desarrollan en el área.

Comenta con Facebook