Según “Chile Saludable”, documento elaborado por Fundación Chile y GfKAdimark, el porcentaje de personas afectadas aumentó de un 22% a un 42%. Al mismo tiempo, la medición revela que la mayoría de las personas del país está motivada por llevar una vida sana.

Entre las barreras de la vida moderna para llevar una vida sana, como la insatisfacción con la apariencia y el aumento del tiempo dedicado a internet, el estrés se impone como el principal factor según el estudio Chile Saludable, desarrollado por Fundación Chile en conjunto con GfkAdimark. El documento reveló que el porcentaje de chilenos estresados aumentó de un 22% a un 42% entre 2012 -cuando comenzó la medición- y 2016, es decir, las personas afectadas se duplicaron en cuatro años.

“La vida moderna implica una reducción del tiempo libre, que se asocia con malos hábitos alimenticios, como el desorden en los horarios de las comidas o privilegiar el sabor por sobre las características saludables de los alimentos. En cierto sentido, el estrés también está relacionado con el nivel de esfuerzo que la gente hace por superar esos obstáculos para tener  una vida más agradable” explica Olaya Cambiaso, directora de alimentación saludable en Fundación Chile.

En la misma línea, “Chile Saludable” indica que un 61% de las personas no practica ningún deporte y un 50% declara que no duerme bien o que no descansa la mayoría de las noches. De todas formas, un 60% de las personas tiene interés por llevar un estilo de vida saludable y un 71% está motivado a hacer ejercicios si contara con las oportunidades necesarias.

“El estudio retrata la evolución de los perfiles de los chilenos. En 2012 el perfil más representativo del país era inactivo y sedentario; mientras que en 2016, es entusiasta y está interesado en llevar una vida sana. Creo que la gente se ha vuelto más consciente de que su expectativa de vida es alta y que tiene que cuidarse, porque conoce las complejidades de  enfermedades como la diabetes o los problemas cardiovasculares en edad más avanzada” agrega la experta de Fundación Chile.

La quinta versión del estudio “Chile Saludable” se lanzó en diciembre en Fundación Chile y contó con las presencia de actores clave de la industria. Además, del análisis de los perfiles chilenos, el documento incluye una completa revisión de las bondades de los productos del mar, como sus efectos sobre la salud  y las oportunidades de desarrollo para aumentar el consumo de estos productos en el país.

Para más información, puedes descargar el documento aquí.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí