Con salarios que van entre $800.000 y $1,5 millones al mes, el nivel profesional del capital humano que entrega servicios a los emprendimientos del programa Start-Up Chile se ubica en un nivel “avanzado”.

Rocío Fonseca, directora ejecutiva de esta iniciativa de Corfo, explica en la prensa que –en promedio- los emprendimientos ligados al programa han contratado entre seis y siete personas altamente calificadas, con título profesional y hasta con posgrados.

Además, los proyectos que han formado parte del sistema suman poco más de 8.500 puestos de trabajo, de los cuales más del 50% corresponde a plazas generadas en Chile. De los puestos laborales ofrecidos en el extranjero, destacan los casos de Estados Unidos (680), Argentina (527) e India (455).

En febrero de 2017 la revista estadounidense Fast Company, especializada en emprendimiento e innovación, destacó al programa de Corfo como la iniciativa más positiva de la región.

“La tecnología y el crecimiento de las startups en los países latinoamericanos está en su apogeo y sus raíces son Start-Up Chile, una incubadora y aceleradora que financia startups seleccionados con capital y una estadía en Santiago de Chile por seis meses, todo esto para fomentar la innovación y revitalizar la economía del país”, explicó la publicación.

En cuanto a levantamiento de capital, desde el propio programa se señala que la inversión se ha multiplicado por diez. “Considerando las ventas, la tasa se mueve en un rango de tres y cinco veces”, explica Fonseca.

Comenta con Facebook

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingrese su nombre aquí